rapidshare derechos de autor

Es sabido por todos que el sitio de hosting de archivos Rapidshare ha sido un punto de encuentro para poder intercambiar contenido protegido por derechos de autor, sin embargo la pregunta a hacerse es: ¿ Un servicio que se encarga de hostear (almacenar) archivos, cuya prestación no se relaciona al contenido de los archivos que alberga, debe necesariamente actuar como policía, buscando y removiendo activamente el contenido que infringe derechos de autor? Según la Corte Alemana- Sí.

En recientes años Rapidshare tenía mucho más cuidado con la protección de derechos de autor, toda vez que cumplía con retirar el contenido que infringiera «copyright» a solicitud de sus dueños, pero no fue suficiente para GEMA (Sociedad recolectora alemana, responsable de cobrar pagos relacionados a derechos de autor), porque demandó a Rapidshare por violación de derechos de autor.

copyrightEl Tribunal Regional de Hamburgo,dictaminó que Rapidshare debe filtrar determinados contenidos de manera proactiva, además consintió el pedido de GEMA, respecto a  la prohibición de que 5.000 archivos de su catálogo disponible en Internet  fuesen distribuidos via Rapidshare y sentenció al sitio con una multa de $34 millones de dólares.

«La decisión del Tribunal Regional de Hamburgo es un hito en la lucha de GEMA contra el uso ilegal de obras musicales en Internet», dijo el Dr. Harald Heker, Director Ejecutivo de GEMA. «Estamos seguros de que de esta manera seremos capaces de reducir el uso ilegal del repertorio en Internet a un nivel insignificante», agregó.

Rapidshare trató de minimizar la decisión. Bobby Chang, director de Operaciones de RapidShare, dijo: «Nosotros no consideramos que la decisión del tribunal sea un gran avance. Como otros procedimientos similares por controversias con GEMA han demostrado, existe una disparidad considerable entre los distintos tribunales en algunos casos». Es decir que en la decisión que recaiga sobre la apelación de esta sentencia, el criterio podría variar.

Sin ánimos de entrar en un debate sobre piratería, considero que el argumento de que tanto rastreadores de torrents, motores de búsqueda y servicios de hosting de archivos, deban actuar como agentes de la CIA para encontrar y borrar el contenido nocivo para los protectores del copyright, es absurdo, porque con el mismo criterio la GEMA o cualquier persona acreedora de derechos de autor, podría demandar a Google, que es quien finalmente pone a disponibilidad de todos la mayoría de información, a través de su sistema de búsquedas.

Esperemos que la industria de la música recapacite y deje esta cacería de brujas, que ya ha victimizado a más de un internauta alrededor del globo, si descargas música, ten cuidado, tú podrías ser el próximo deudor de millones de dólares. 🙁